Urban Nigths

Arte español para celebrar 300 años de San Antonio

Arte español para celebrar 300 años de San Antonio

El arte une tiempo y espacio. 300 años de historia de San Antonio y 500 de arte español se dan la mano en una exposición única que trae de visita a Texas a Velázquez, Goya, El Greco o Picasso. Estuvimos en el San Antonio Museum of Art para sentir la esencia inmortal de unos cuadros recién llegados de los principales museos de Madrid. Gastronomía, cultura y belleza se dan cita en la antigua fábrica Lone Star de San Antonio. Recorremos la exposición a través de las sabias palabras de sus responsables, Kathetine Katleen Luber y William Keyse Rudolph. Acompáñanos en este trepidante viaje.

El arte como nexo de unión

La ciudad de San Antonio guarda un influjo español muy marcado. Su fundación a manos de familias canarias ha creado un vínculo que aún perdura. La ciudad cumple 300 años explorando sus raíces y su futuro. ¿Qué mejor forma que usar el arte para conseguirlo?

La exposición Spain. 500 years of Spanish Painting nos acerca a la esencia de los fundadores de la ciudad. Una manera de entender la vida y la muerte reflejadas en su arte y en la mirada de sus más icónicos artistas.

Acercarse a ese bello museo de San Antonio te hace viajar a Madrid y a otras épocas que explican la actual. En las salas de la exposición se respira el mismo aire que en el Prado o el Reina Sofía, es el aroma inmortal del arte. Una esencia que ayuda a entender la cultura de los primeros moradores de Texas.

500 años de arte en compañía de Katherine Katleen Luber y William Keyse Rudolph

El increíble trabajo de Katherine Katleen Luber y William Keyse Rudolph, responsables de la muestra, ha logrado exponer en Texas obras que nunca han sido vistas en Estados Unidos. La primera toma de contacto con el arte español en la exposición es un impacto visual y cultural indescriptible.

Torerillos de pueblo muestra la esencia hispana, el desdén por la muerte y la actitud ante la vida de la cultura española. Así lo entiende Katherine, que se encontraba entusiasmada por comenzar este recorrido con la pieza del genial Zuloaga.

Un viaje por las historias del arte

Tras ese instante, te encuentras con el arte de inspiración bizantina que era tendencia en España en tiempo de Isabel de Castilla y Fernando de Aragón, justo en el preciso instante de la llegada de Colón a América. Arte de inspiración internacional con influencias venecianas, flamencas o castellanas. Cierras los ojos y te evades a una era lejana de soñadores, grandes avances y enormes amenazas. Un periodo que se asemeja a periodos de cambio como los que vivimos.

Esta primera etapa de la exposición se encuentra marcada por la religión. Un anticipo de una de las maravillas pictóricas que siempre nos fascina cuando la tenemos delante. El Greco y sus espectaculares rompimientos de cielo nos trasladan a ese taller toledano donde el autor de origen griego planificaba la decoración de El Escorial, el hogar de los poderosos reyes españoles de la época, Carlos V y Felipe II.

El Greco

El poder económico de la corona española provocaba una gran influencia del arte italiano y europeo en los artistas españoles, ya que en los talleres reales colaboraban grandes genios nacionales y extranjeros. Por ese motivo, encontrarás un aire muy italiano en la siguiente parte de la expo, con sus Velázquez, Zurbarán, Murillo o Ribera compitiendo por ser los grandes maestros de la pintura universal.

El aire más puro del mundo se respira en el lienzo de Las Meninas, decía Dalí. En San Antonio, podrás percibirlo al contemplar a la madre de las inmortales infantas de Velázquez.

El retrato de la reina Mariana de Austria es uno de los cuadros que más impactan de la exposición a pesar de encontrarse rodeado de obras como San Jerónimo escribiendo de Ribera, La Anunciación de Murillo o Santa Isabel de Portugal de Zurbarán. La iconografía de esta genialidad de Zurbarán inspiró las visiones de Juan Diego en 1531, que terminarían por crear la imagen de la Virgen de Guadalupe con sus manto floral.

Nuevos genios, nuevas visiones

Tras el siglo de oro, España comienza una larga era de decadencia política. En el arte surge un visionario que anticiparía el impresionismo y plasmaría la vida cotidiana de los españoles del siglo XVIII y XIX. Goya logró inspirar las vanguardias del siglo XIX y XX. Un cambio radical en la visión del arte español, donde lo humano se abría paso ante lo divino.

Don Vicente Isabel Osorio de Moscoso y Álvarez de Toledo. Goya

En las escenas de sus cuadros se intuyen muchas de las claves de la forma de ser de los españoles. Bien representado en esta retrospectiva te impactará la maestría de su trazo. Tras Goya, un siglo XIX muy costumbrista te saludará en las paredes de SAMA con escenas infantiles y del día a día en España que bien podrían representar estampas de la vida en San Antonio.

La parte final te aguarda con el colorido mediterráneo de Sorolla y su soberbio manejo de la luz. A su lado encontrarás una obra maestra del cordobés Julio Romero de Torres, donde hace un guiño a la Venus del Espejo de Velázquez, y un Picasso, Lola, hermana del artista, de su época barcelonesa que te cautivará con el furor de sus colores.

Esta fase vanguardista del arte español ilustra su peso en el mundo artístico del siglo XX. El viaje se ha completado, cinco siglos han transcurrido en un suspiro rodeado de arte.

Sorolla explicado por William Keyse Rudolph

Una oda a una cultura ancestral

Spain. 500 years of Spanish Paintings es un recorrido por una historia que ha transformado el arte y a San Antonio a lo largo de los siglos. Artistas que han sabido plasmar la pasión y el colorido de una cultura ancestral que regresa a la ciudad 300 años después.

En la tienda de regalos del museo, podrás sumergirte aún más en esta rica cultura a través de su gastronomía, con libros e ingredientes para saborear una paella y otros platos típicos españoles. También, encontrarás el maquillaje que compró la reina Letizia en su reciente visita a la exposición en compañía de Felipe VI. Incluso, podrás vestir como Carmen de Bizet, con un tradicional Mantón de Manila.

Pero las sorpresas no terminan en la sala de exposiciones. Todos los martes hasta el final de la exposición, el 16 de septiembre, tienes la oportunidad de saborear la exquisita gastronomía española en una velada donde se une la pasión foodie y el arte. Tapas, cócteles y cava se alían para equiparar el jamón o el queso español al arte más deslumbrante.

Jornadas musicales, encuentros poéticos con los mejores versos españoles, catas de vino o fiestas nocturnas te aguardan en un verano con el sabor de España en los labios. Consulta aquí la programación y cierra los ojos. En cuanto los abras una brisa mediterránea te llevará de San Antonio recorriendo más de 300 años de historias comunes.

No comments yet. Be the first one to leave a thought.
Leave a comment

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: