fbpx
Urban Nigths

Lo más SXSW del SXSW 24

Lo más SXSW del SXSW 24

Cada año que pasa resulta más necesaria la existencia de un espacio como el SXSW. Un lugar donde todas las nacionalidades, razas y géneros se unen para crear un poema al progreso, al respeto y a la cooperación. El festival es un canto a la unión de las personas en pos de la paz, la libertad y la creación de un mundo mejor.

Los mensajes que hemos escuchado durante nueve días nos presentan un cuadro mucho más optimista del habitual en estos tiempos. En ellos hemos visto la luz en el mundo que el odio suele opacar. También hemos contemplado el mañana de la creatividad, la música, el cine y la humanidad en sí misma. Una representanción tan gigantesca como el propio ser humano que hemos resumido en momentos y sonidos clave de un SXSW de fábula para el recuerdo.

Dos noches con los Black Keys

El SXSW genera momentos únicos que no sucederían en ningún otro festival. Disfrutar de dos noches seguidas con los Black Keys ya es de por sí un lujo inigualable, pero hacerlo de la manera en la que se sucedieron ambas es simplemente indescriptible. La primera de nuestras citas con los chicos de Ohio fue la más especial sin duda. El entorno ayudó de sobremanera. El Mohawk es un garito con magia, pequeño, muy sureño y pintoresco.

SXSW

Parece imposible pensar que en su diminuto patio se iban a pasear unas rutilantes estrellas de la música pero esa es la magia del SXSW. En el Mohawk nos encontramos con los Black Keys más blues y con ese disco tan de raíz que es el Delta Kream de 2021. Sus canciones de RL Burnside, John Lee Hooker o Junior Kimbrough pusieron el broche de oro de una noche blues vivida en la intimidad irresistible de un bareto precioso.

La noche siguiente nos reencontramos con el talento desperdigado en su sello Easy Eye Sound y con los Black Keys más reconocibles en su grandes éxitos y con un adelanto en exclusiva de las nuevas canciones que formarán su próximo This Is Nowhere. Su eco retumbó en el bello Stubb’s y nos dejaron con ganas de más. Privilegios que solo se pueden vivir en el SXSW.

Además de los dos conciertos ofrecidos, Dan y Patrick nos obsequiaron con una fascinante keynote en la que repasaron su carrera, la cual ha sido el argumento de un documental presentado en el festival. Sin duda, los cabezas de cartel de un festival gigantesco que no suele tener ninguno.

Charlando con las estrellas

Como cada año las Keynotes del SXSW nos acercan a personajes relevantes de cualquier ámbito que nos iluminan con sus conocimientos y experiencias. Durante estos días hemos vivido sesiones tan edificantes como la realizada por Selena Gómez en compañía del jugador de NFL Solomon Thomas, el doctor Corey Yeager, Mandy Teefey y la psicóloga Jessica Stern. La charla derivó en una sesión terapéutica que profundizó en nuestro bienestar y en la necesidad de aceptarse dentro y fuera de las redes sociales.

SXSW

Otra charla muy necesaria se produjo entre mujeres que también se han enfrentado al hate vertido hacia ellas en diferentes medios y plataformas como son Brooke Shields y Meghan Markle. Con ellas pasamos el Día Internacional de la Mujer. Otra mujer de bandera es Jane Fonda, que reivindicó la necesidad del activismo en la era moderna.

Las estrellas del festival de cine también nos ofrecen la ocasión de conocerles en profundidad con conversaciones donde descubrimos facetas ocultas tras los focos de las producciones y los estereotipos de la prensa. Un claro ejemplo fue el de Sydney Sweeney, quien habló de la necesidad de administrar sabiamente la marca personal de cada actor y analizó su intrincada función como joven productora de Immaulate, película estrenada en el festival y la cual protagoniza y produce. También el equipo de Civil War con Alex Garland, Kisten Dunst y Wagner Moura a la cabeza nos ayudó a conocer los entresijos de una producción estrenada en el SXSW.

Dev Patel, Daniel Kwan, el genial Bootsy Collins, los Justice, Dwyne Wade, el dueño de los Mavericks Mark Cuban, Trevor Noah o la actriz Hunter Shafer fueron otras de las celebridades que se sentaron con el público entusiasta del festival para compartir su visión del mundo y sus obras.

Bendita locura de SXSW

A lo largo de los días hablas con mucha gente y escuchas un sinfín de cosas. Cuando el nombre de una banda es lo único que se repite de manera recurrente suele conviertirse en la rebelación absoluta del festival musical. Así sucedió con Fat Dog. Esta inclasifiable banda de Londres ha conquistado el SXSW de una manera que no había visto en mucho tiempo. Sus explosivos conciertos mezclan rock, pop, saxo y mucho carisma para generar un caos absoluto. En ciertos momentos parecen más una secta jugando con las mentes de los asistentes que una banda al uso. En Austin estuvieron realmente activos pero no bajaron el listón en ningún directo y menos en el del Hotel Vegas donde contemplamos a un profeta pop erigirse como la banda más alocada y más molona de todo un SXSW.

El punk es el género al alza

SXSW

El SXSW tiene la virtud de anticipar el futuro. Este año anticipa el ascenso del punk. La gente busca en la rabia contenida del género un refugio en tiempos oscuros e inestables como el presente. No es de extrañar que sea el lenguaje musical utilizado por bandas tan potentes como Die Spitz, desde Austin con mucho amor y rabia. También The Oxys son un buen ejemplo de una escena austiniana que se está enamorando del punk más europeo. A lo largo del mundo nos hemos encontrado con las geniales Tokyo Syoki Syodo y con los taiwaneses Fire Ex.

Aunque nada más paradigmático que el antológico directo ofrecido por los Ho99o9, que desde su Newark local se trajeron el punk más agresivo y puro para crear una de las simbiosis más bestias entre artista y público vistas durante este SXSW. El punk es tendencia más que nunca.

Un premio a la maternidad

El jurado no dudó en premiar la increíble actuación de Maria Rodríguez Soto en Mamífera. La película española dirigida por Liliana Torres es una espectacular exploración de la maternidad y de las mujeres que la ejercen. El merecido premio de María es un alegato a las dificultades que atraviesa una madre de 40 años y cualquier madre ante las expectativas sociales y las presiones de sus parejas. Esta íntima mirada nos proyecta contra el espejo y es un necesario canto a la maternidad y a la libertad de la mujeres a ejercerla o no.

El SXSW cimenta el poder latino

No es de extrañar ya que algunos de los artístas más importantes del festival sean latinos. Es un fenómeno cultural imparable en Estados Unidos y en todo el mundo. Este año la presencia latina ha sido variada y ha copado grandes titulares. Peso Pluma, Young Miko y Cristian Nodal han generado una inusitada expectación. El showcase de Peso Pluma aglutinó a miles de personas dentro del Moody Theater y provocó que cientos de fans esperasen sin fortuna y sin entradas fuera del local desde las 12 de la mañana. Los tres han estado bien acompañados por Juanpalitoschinos, Bodine, La Gallo 3:20, las Hinds, Vallejo, The Cumbia Movement o La Reyna Tropical, quienes han puesto sazón y acento latino a una vibrante edición del SXSW.

Un pedazo de Malasaña en Austin

SXSW

Hinds son de las bandas que mejor han entendido el SXSW y Austin a lo largo de su carrera. Ya de por sí su descaro, la diversión que arrastran en cada concierto y su rollo garagero siempre son bienvenidos en esta ciudad, pero el hecho de haber repetido más de una decena de SXSWs y en cada uno de ellos actuar en no menos de 15 bolos les ha servido para tener una importante fan base en el festival y convertirse año tras año en una de las sensaciones del mismo. En esta edición aparecían con una nueva formación acompañando a Carlota y Ana tras superar un sinfín de vicisitudes: Pandemia, abandono de manager, ruptura de la banda… Pero ahí estaban un año más trayendo el espíritu rebelde y festivo de Malasaña a Austin. Sin duda, las reinas castizas del SXSW.

La bachata que enamoró al SXSW

Hablábamos del acento latino en el festival de música pero se ha hablado mucho castellano en el de cine también. Al margen del premio del jurado concecido con justicia a María por Mamífera, La Bachata de Biónico se llevó un premio del público. No es de extrañar que fuera de las mejores valoradas por la audiencia. Esta maravilla dominicana es una especie de alocada Trainspotting que sigue los pasos de Biónico a modo de falso documental.

Biónico es un yonki que derrocha simpatía y carisma cuyo corazón ha caído atrapado en la heroína y en una mujer que se encuentra en un centro de rehabilitación. Su camino hacia ella le lleva a ser mejor persona pero también a vivir alocadas aventuras emparentadas con el jaco. Una delicida llena de hilaridad que retrata los recovecos más oscuros de la calle, no solo dominicana sino la de cualquier parte del planeta. Imprescindible la obra de Yoel Morales protagonizada por Manuel Raposo, Ana Minier y El Napo.

Los clásicos nunca mueren en el SXSW

SXSW

Se ha convertido en un apartado recurrente en nuestros resúmenes de cada SXSW. Cada año, el festival nos reencuentra con leyendas de la música como Bootsy Collins o Slim Jim Phantom. El artista de Ohio es imprescindible para entender el funk y el posterior rap de la mano de su implicación en Parliament y su propia y extensa carrera. Su fundación Funk, Not Fight busca solucionar conflictos sociales mediante el baile. Es un ideal que defendió en su interesante keynote y sobre las tablas del escenario comunitario en el lago, donde ofreció un concierto brutalmente divertido en compañía de una banda apadrinada por él, los geniales Zapp. También nos obsequió con otro concierto durante la semana donde profundizó en su extenso legado musical. El funk nunca morirá mientras Bootsy siga poniéndose las botas.

Otro de los grandes mitos con el que nos hemos encontrado en Austin es el legendario batería de los Stray Cats, Slim Jim Phantom. En el Continental dio un recital de rock que nos adentró en la era dorada del Rockabilly con un carisma único. El mejor broche posible a un ya de por sí legendario festival.

El estreno del que todos hablan

Civil War es sin duda la película del momento. Tanto su director como el reparto estelar de la producción de A24 se pasearon por Austin en una amena keynote y un fascinante estreno mundial en el que Alex Garland, Kirsten Dunst y Wagner Moura desvelaron los entresijos de una obra hipnótica que narra los horrores de una contienda civil en Estados Unidos en un futuro próximo. La narrativa se centra en el horror más que en la política y es una oda al periodismo, profesión que ejerció el propio Wagner Moura según desveló en un abarrotado y apasionado Paramount Theatre de Austin.

La película ofrece una aventura distópica que atraviesa una sociedad que se desvanece con unos efectos de sonido espectaculares, unas cámaras novedosas que imprimen un sello único a las escenas de acción y una exquisita banda sonora amén de una excelente química entre los protagonistas. No te la pierdas.

Lluvia de estrellas y estrenos

Una pléyade de estrenos regó de estrellas Austin y una lujosa edición del festival de cine del SXSW. Para empezar el actor de moda, Ryan Gosling, apareció en compañía de Emily Blunt sobre una pick up para pasearse por Congress Avenue antes de presentar su nueva película The Fall Guy, un thriller que combina acción, humor y romance. Poco antes se había paseado por la alfombra roja del festival otra gran estrella. El mismísimo Nicolas Cage cuya Arcadian pudimos disfrutar como buenos amantes del cine B más irreverente.

Otros personajes que hicieron un gigantesco ruido fueron los entrañables fumetas Cheech & Chong que aparecieron en un coche que portaba un porro gigante. Ha sido un año de grandes documentales musicales encabezados por How Music got free, acerca del surgimiento de la piratería musical, y las biografías de Bon Jovi y los Black Keys pero también una edición donde docus como An Army of Women, la brillante My sextortion diary de la catalana Patricia Franquesa o 7 beats per minute han tocado temas tan trascendentes como la discriminación, la violencia sexual y las experiencias cercanas a la muerte.

La lluvia de estrellas no ha cesado con propuestas como la de Dev Patel, la trepidante cinta de acción Monkey Man. La comedia romántica basada en una romance auténtico entre una mujer adulta y un miembro de los One Direction está protagonizada por Anne Hathaway que como siempre deslimbró en Austin y encumbró un film que ha levantado una gran expectación. Aunque quien creó un mayor caos en los alrededores del teatro fue Road House. Una marabunta de fans se aglomeró para ver de cerca a Connor McGregor, Post Malone y Jake Gyllenhaal quienes protagonizan esta cinta de acción ambientada en el submundo de Florida y de la UFC.

Alejado de estos entornos callejeros se halla el terror religioso de la película Immaculate, producida y protagonizada por Sydney Sweeney. Y2K una deliciosa comedia nerd ambientada en la nochevieja del 99 que juega con los efectos del efecto 2000 y los tópicos del cine de catástrofes. Y por supuesto, Civil War.

Civil War

Entre las series, sin duda la más destacada ha sido la producción de Netflix, 3 body problem.

Unos merecidos premios

Al margen de las mencionadas Mamífera y La Bachata de Biónico, el festival ha repartido justicia galardonando obras más que interesantes. El público ha votado por producciones tan deslumbrantes como el drama protagonizado por John Leguizamo Bob Trevino Likes It, el humor negro de My Dead Friend Zoe, con Ed Harris, o Resynator.

Monkey Man, Clemente, Oddity y Songs from the hole sobresalen entre el resto de premiadas por el público. En cuanto al jurado, Bob Trevino Likes it repite en su categoría, se premia el buen hacer de Josephine Stewart-Te Whiu en su desgarradora We Were Dangerous y a nuestra Maria Rodríguez Soto por su memorable actuación en Mamífera. En la sección documental la innovadora Grand Theft Hamlet se llevó el premio y la valiente We Can Be Heroes una merecida mención especial.

Bienvenidos al futuro

El Interactive Festival nos ha dirigido al futuro sin escalas de la mano de grandes instalaciones y experiencias interactivas en las que hemos descubierto nuevas aproximaciones a la tecnología, el cine o la música. Un experiencia inmersiva nos sirvió para descubrir Aimi, una IA que promete hacer canciones y visuales desde prompts con una sencillez pasmosa. También nos sumergimos en el mundo de Fallout en una instalación fascinante donde nos convertimos en moradores del páramo para conocer mejor tanto el videojuego como la serie que Amazon lanzará el mes que viene basada en él. Una gran instalación audiovisual nos presentó en plena Avenida Congress la espectacular producción de Netflix, 3 Body Problem.

También resultaron muy divertidas las experiencias que Paramount+ diseñó para adentrarnos en sus mejores series y puntos álgidos de su programación. Audible nos invitó a una feria ambulante y nos devolvió la magia de sorprendernos. Asados con música Techno, fiestas campestres regadas con agua La Croix, un confesionario maligno para hacernos sentir parte de The First Omen, la próxima precuela de La Profecía, brindar rodeados de suntuosos Porsche o descubrir los sabores de Tennessee son algunas de las experiencias top que disfrutamos durante los días que duró el Interactive Festival. Aunque, la sofisticada cocina y los suntuosos cócteles del elegante lounge que la aerolínea Delta instaló en un local de la capital texana se convirtió en nuestro mejor recuerdo de esos ajetreados días.

Una noche en Tokio

Austin

Las noche temáticas tokiotas son uno de los platos fuertes del festival cada año. El Elysium se convierte en una nave hacia un tiempo y un lugar lejanos. Las bandas cargadas de mucho talento y descaro nos trasladan a la exuberancia de la escena de Tokio. Durante estas noches lo entiendes todo y no entiendes nada al mismo tiempo. Así es el choque cultural que recibes. Es fascinante. Una delicia para cualquier melománo. Todo puede pasar en estas radiantes noches desde el pop calmado de Halley al punk trasgresor y salvaje de las Tokyo Syoku Syodo pasando por la vanguardia de la genial Chameleon Lime Whoopiepie y el encanto de Chiaki Mayumura. Contando los días para un nuevo recorrido por el Tokio del SXSW.

Los cantos de Europa en el SXSW

Europa siempre está muy presente en Austin durante estos días. En caso de duda, acude siempre a la embajada musical británica, suelo decir a quien se place escuchar mis consejos. Allí siempre encontrarás las últimas voces y rostros de una escena tan radiante como la de las islas. Este año la BBC nos regaló una preciosa sede con dos escenarios y artistazos como Angélica García, Coach Party, Hot Wax, Divorce, Chartreuse, Dream Nails, Fat Dog o Ash. Más allá del Reino Unido, Europa ha estado muy bien representada por Desire, Orion, los alemanes Minimal Schlager, nuestras Hinds, el mítico Slim Jim Phantom, los italianos Danxgerous o el islandés Axel Flovent.

Una misteriosa DJ

Austin

Siempre hay que esperar lo inesperado en el SXSW. En cualquier momento puede surgir cualquier sorpresa imprevista. Por eso siempre recomendamos permanecer conectado a la app del festival y a las redes sociales. De esta manera te enteras de eventos tan memorables como la fiesta organizada por la marca de ambientadores de baño Pourri. En ella se honraba al funk de una forma un tanto misteriosa. Mediante pseudónimos anunciaban la sesión de una dj genial que prometía diversión y buen gusto. Una esa misteriosa DJ con identidad oculta. Tras ella se encontraba la mismísima Janelle Monae que se marcó una sesión genial y que tuvo como telonero a otro mito como Dj Questlove. El SXSW es un descubrimiento constante.

Nos vemos el año que viene SXSW! Para más historias y aventuras urbanas bucea en Urban Moon.

No comments yet. Be the first one to leave a thought.
Leave a comment

Deja un comentario