Urban Nigths

Nueva York: Guía para melómanos

Nueva York: Guía para melómanos

Pocas ciudades se adaptan tan bien como Nueva York a los entornos artísticos. Es el sueño dorado de cualquier artista, al margen de su disciplina. Si algo es tendencia, es porque ha surgido en Nueva York.

Pintores, escritores, directores. Y por supuesto, músicos. Las calles de la ciudad norteamericana supuran inspiración para muchos, ¿Cuántas canciones hacen referencia a la jungla de cristal y acero? 

Sea por su curioso enclave geográfico, por sus edificios, ritmo de vida o legado cultural; está claro que Nueva York provoca los versos más bellos. No es raro cruzarse a auténticas leyendas culturales, viviendo su vida cotidiana.

En esta guía trataremos de emparejar la música con algunas localizaciones de la ciudad. Ha sido escenarios de videoclips, testigo ocular de los momentos más gloriosos y decadentes de muchos artistas. Merece la pena pasear por sus calles y descubrir para entender qué ocurrió y sigue ocurriendo en ciertos momentos de la historia reciente.

David Bowie estuvo aquí 

Aunque siempre ha estado relacionado con su ciudad natal, Londres, el duque blanco pasó sus últimos tiempos en Nueva York, exactamente en el 285 Lafayette Street, en Manhattan. No era nada descabellado verle pasear por las calles del Soho, cotilleando libros en Strand, uno de esos altares cuya permanencia escasea.

Graffiti

Él mismo dijo una frase que representa muy bien su sentimiento hacia la ciudad – I realized the other day that I’ve lived in New York longer than I’ve lived anywhere else. It’s amazing: I am a New Yorker. It’s strange; I never thought I would be.-.

Otro de sus lugares fetiche siempre fue el maravillo parque de Washington Square Garden, donde la mítica quinta avenida arranca. Y cómo no, las largas noches en el Studio 54, totalmente desaparecido.

Desafortunadamente, el legado de Bowie en la ciudad es más moral que físico. Eso sí, si uno cruza a New Jersey, podrá ver uno de los murales más impresionantes del brasileño Eduardo Kobra.

Nueva York / New York

Una buena opción es el tour que se organiza y que ayuda a comprender el amor de Bowie por la capital del mundo.

Debbie Harry y el CBGB

Si hubo un lugar que podía ser casi igual de legendario que Studio 54, era el CBGB. Absolutamente en otra onda, era un espacio único en el Lower East Side, uno de los barrios más creativos de Manhattan. 

Y una de las bandas que vivió parte de su carrera, en esas cuatro paredes, fue Blondie. Debby Harry siempre es y será un icono del rock, una fuerza increíble hecha mujer. Y por ello, clausuró la última noche del mítico antro, en 2006, con la polémica ley que hizo cerrar multitud de bares en la zona para revalorizarla.

Y donde hubo noches de desenfreno y rock ahora hay un precioso mural dedicado a la cantante y creado por el artista Shepard Fairey. Este artista vio culminar su éxito con el divulgado cartel de Barack Obama en las elecciones de 2008 en el que ponía la palabra “Hope”.

Nueva York / New York

 

Ahora, el local está ocupado por una tienda que nada tiene que ver, lo que no quita que no siga siendo un lugar de peregrinaje. 

Ryan Adams: hombre solitario en Nueva York

El artista de Jacksonville actualmente reside en Los Ángeles pero como todo buen poeta maldito, vivió en Manhattan. Él culpó en parte a la ciudad de sus adicciones y perversiones pero también fue su época más espléndida en términos de creatividad. Sus primeros discos fueron escritos a través de vivencias personales en la gran ciudad. Es mas, el New York Times fue el primero en hablar del escándalo que le rodeó en 2019 por una posible relación con una menor a través de internet además del supuesto abuso psicológico a muchas mujeres. Parece que hasta sus fantasmas del presente vuelan bajo en nombre de esta ciudad.

Uno de los lugares que aún frecuenta, a pesar de tener su propio estudio cerca de Sunset Boulevard, en Hollywood, es Electric Lady Studios. Situados en el 52 W 8th St, fueron fundados por Jimi Hendrix en los años 70.

Y no muy lejos, residía él, en el bello East Village. Un espacio único, lleno de aire bohemio pero también de tentaciones. 

Fueron tiempos duros para Ryan, el alcohol y las drogas eran una constante en su día a día y era fácil verle en el Niagara, uno de los bares de la zona. Sin duda alguna, la biografía de The Strokes llamada Meet me in the bathroom le menciona como un habitual de la noche newyorkina. 

Muchas de sus canciones hablan de su relación con la Nueva York: My blue Manhattan, New York New York o Cobwebs son algunos ejemplos donde se puede ver gráficamente representada calles y lugares. A día de hoy no parece que vaya a volver salvo para grabar, pero siempre habrá una impronta suya.

El Club de los 27 pintado en Nueva York

En un club tan selecto y global es difícil ubicarlo en una región pero posiblemente tenga uno de los murales más espectaculares de la ciudad de Nueva York, una vez más de la mano del maravilloso artista urbano Eduardo Kobra. 

Ubicado en el 46 Rivington St, New York, es una de las esquinas más maravillosas del Lower East Side. Janis Joplin, Amy Winehouse, Kurt Cobain y otros cuantos aparecen a todo color con sus mejores caras plasmados sobre la pared. 

Nueva York / New York

Y a nosotros se nos une la pasión por la música y por una de las ciudades más inquietas del globo terráqueo. Y en estos tiempos de inestabilidad y locura, que menos que amenizar la lectura al ritmo de canciones que en su momento dedicaron sus letras a la ciudad de Nueva York.

Son multitud de rincones los que la ciudad ofrece para revivir historias, ver las cosas con los ojos de artistas admirables y admirados. Recorrer sus calles, sentarse a beber un trago. Jugar a ser dios por un segundo.

Nueva York es la ciudad de todos, y para todos. Ahora sólo falta encontrar tu sitio en ella para vivirla con la misma pasión que otros la hicieron.

+ Música y viajes en Urban Moon

No comments yet. Be the first one to leave a thought.
Leave a comment

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: