fbpx
Urban Nigths

Dana Point: Un Viaje Onírico y Musical a California

Dana Point: Un Viaje Onírico y Musical a California

Dana Point tiene algo en su música que nos hace sentir nostalgia por lugares e historias que no hemos vivido. Sus canciones son un proceso fascinante que evoca una California perdida en el tiempo y un Madrid en la distancia. El frescor del pop de Dana Point nos traslada lejos, a ese territorio onírico que solo las buenas bandas son capaces de transmitir.

Tiene mucho mérito que esa pasada de sensaciones sean auto-producidas por dos músicos en la soledad compartida de un confinamiento y deja entrever mucho valor para salir al mundo con todo lo que está cayendo a su alrededor.

La música sigue y seguirá viva, a pesar de todo, mientras sigan surgiendo bandas como Dana Point que renuevan un panorama musical madrileño que no para de diversificarse y molar. Hablamos con ellos de su música y de ese increíble proceso creativo que se acaban de currar.

¿Cómo empezasteis con esto de Dana Point?

Llevamos haciendo música por nuestra cuenta desde que nos conocemos. Teníamos pendiente hacer algo juntos y con el parón obligado llegó el momento. Empezamos a grabar alguna versión a la antigua usanza, en un 4-pistas analógico. Nos gustó el resultado y pronto surgieron ideas propias.

Ambos venís de otras experiencias previas en el mundo de la música: ¿Hay algo de ellas en Dana Point?

Dani: Algo tiene que haber, nuestros otros proyectos son muy diferentes entre sí y muy diferentes de Dana Point, pero cuando te pones a componer siempre hay algo de muchas cosas que te gustan, aunque sea de manera muy sutil.

Paula: Estoy de acuerdo. En mi caso, cuando cantaba en una banda de soul, estaba acostumbrada a construir armonías vocales y arreglos para coros. Ese auto-aprendizaje lo he aplicado a Dana Point, donde he disfrutado mucho metiendo voces diferentes.

Habladnos un poco de vosotros, de vuestra vida y demás movidas.

Somos gente sencilla. Nos gustan la música, los gatos, ver Seinfeld y jugar al Tetris Attack.

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de DANA POINT (@danapoint.band)

Habéis creado las canciones durante el confinamiento. ¿Cómo ha sido la experiencia de estar encerrados? ¿Muy terapéutico?

Dani: Sí que ha sido bastante terapeútico componer y grabar. Ayuda mucho usar el tiempo en algo creativo en lugar de hundirte en la mierda.

Paula: Yo reconozco que me ha venido muy bien. Necesitaba un parón y tiempo para dedicarme a mi misma. Al final, estás tan sumergido en la vorágine de curro y obligaciones que te olvidas de hacer lo que te hace sentir bien.

¿Os influyó a la hora de componer o lo teníais claro antes del confinamiento de qué iban a ir vuestros temas?

Dani: Creo que el confinamiento en sí no ha influido a la hora de componer, pero sí nos ha dado la oportunidad de ponernos en serio con algo que hasta entonces nunca había tenido su momento.

Paula: Sí, y también hemos rescatado y pulido alguna canción de hace tiempo que no encajaba en ninguno de nuestros otros proyectos. Es el caso de Elisa Lam.

En vuestros temas habláis de sucesos paranormales, gatos espaciales, amor y rutinas tóxicas, ¿se puede decir que vuestra música tiene mensaje o es solo lo que sale en cada momento?

Hablamos de lo que nos inspira en cada momento, ya sean historias ajenas o personales. Nos funciona mejor escribir letras espontáneas que pensar un tema de antemano.

¿Cuál es el motivo de la nostalgia que se desprende de vuestras canciones y de la portada del EP? ¿Qué tiene la costa oeste de Estados Unidos para que os flipe tanto?

Los dos sentimos cierta fascinación por la imaginería de la costa oeste americana en los 50-60, cuando empezaron a construirse los primeros autocines, parques de atracciones modernos y centros comerciales con decoración exótica. Es una cultura del exceso que tuvo su esplendor en aquel momento y que, a pesar de su popularidad e influencia, se quedó obsoleta.

La foto de portada corresponde a una montaña rusa en Long Beach (California) que se construyó sobre el mar en aquellos años y que ya no existe. Por supuesto, la música de este periodo nos encanta y tiene un efecto evocador importante asociado a dicha cultura.

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de DANA POINT (@danapoint.band)

¿Qué influencias habéis tenido a la hora de hacer música?

Hemos intentado aunar gustos comunes: pop de los sesenta (Beach Boys, Shangri-Las, Burt Bacharach), indie de los ochenta y noventa (Pixies, Galaxie 500), cantautores y cantautoras (Sparklehorse, Elliott Smith, Aimee Mann) y bandas más actuales como Best Coast, Wild Reeds o Waxahatchee. En solo 4 temas acústicos es difícil que se refleje todo, pero hay algo de cada cosa.

¿Cómo es autoproducirse en tiempos del COVID?

En casa, tirando de tus propios medios, así que igual que antes del Covid.

Después del COVID, ¿la autoproducción será norma en los músicos que empiezan o los sellos independientes podrán sobrevivir con la misma fuerza que antes?

Los sellos sobrevivirán. Esta crisis afecta mucho más a la música en directo. La gente sigue consumiendo igual o más de música grabada. Tal vez bajen algo las ventas de discos físicos por la caída del consumo pero ya hace tiempo que el digital tiene un peso importante.

¿Es necesaria ayuda institucional a la música española?

Sí, especialmente en un momento como este.

¿Os gustaría alcanzar el ‘mainstream’?

Todo lo bueno que venga será bienvenido, pero tampoco nos vemos abriéndonos un Tik Tok ni nada parecido para llegar a un público más amplio.

Dana Point

¿Qué significa para vosotros la palabreja éxito?

El éxito es ser capaces de componer y grabar nuestras propias canciones. Si encima hay gente a quien le gusta lo que hacemos, no podemos pedirle más a la vida. Bueno sí. Estaría bien poder tocar en directo, pero eso ya cuando se pueda y nos dejen 🙂

¿Hay futuro en la música para las bandas noveles?

Siempre.

¿Cómo veis la escena en Madrid? ¿Merece la pena?

En Madrid siempre ha habido y sigue habiendo gente con ideas y talento, tanto autóctonos como llegados de otros lugares. Cualquiera puede encontrar música interesante del estilo que sea siempre que sepa donde buscar.

Si tuvierais que juntaros con alguna banda o músico vivo o muerto para tocar en un escenario, ¿con cuál y por qué?

Dani: Ahora mismo con Orville Peck, porque mola todo.

Paula: Suscribo. Orville es lo puto más.

Dana Point

¿Cuál fue el primer disco que comprasteis?

Dani: Una cassette del “Thriller” de Michael Jackson.

Paula: Una cassette del “Talk on Corners” de The Corrs.

Después de este fabuloso EP, ¿habrá más Dana Point?

Sí, en noviembre volvemos al estudio a grabar 4 nuevos temas que esperamos poder compartir a principios del año que viene. Y cuando la situación mejore intentaremos dar algún concierto.

+ Música en Urban Moon

No comments yet. Be the first one to leave a thought.
Leave a comment

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: