Urban Nigths

Takoba: Un Mundo En Cada Mordisco

Takoba: Un Mundo En Cada Mordisco

Takoba es un fascinante viaje por el mundo en cada mordisco. Su nueva carta refleja la Austin actual: un sinfín de culturas y colores unidos para brillar y sorprender. El regreso de Takoba enamora y nos hace reencontrarnos con este rincón de Texas que desde su partida, como diría Chavela Vargas, no he tenido luz de luna, gastronómicamente hablando.

Un Mundo, Una Cocina

La cocina fusión se abre camino en Austin. En ella, un bocado nos conduce a técnicas, texturas y sabores desperdigados a lo largo del globo. Una sorpresa en cada matiz, un viaje en barco a rincones inesperados y un prolongado sabor de boca que nos conducen al éxtasis. Así es el nuevo menú de Takoba.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

It’s Friday and the sun is out ☀️ how about a drink and trying some of our delicious plates made by our chef 👨‍🍳 @chef_giffuni

Una publicación compartida por Takoba (@takoba.austin) el

La cocina de autor es poner tu personalidad en lo que haces y ese sentimiento la convierte en algo distinto.” Ferran Adriá.

Partiendo de un puerto tan exquisito como la cocina mexicana, Rubén Giffuni ha tomado el timón de Takoba para explorar nuevas rutas. Hablar con él es parte de la experiencia Takoba. Su bagaje y sabiduría impresionan. Rubén es venezolano y ha trabajado durante 7 años en España, en puntos claves de la gastronomía europea como Madrid. Allí, descubrió las modernas técnicas culinarias que están revolucionando los fogones en todo el mundo. La presentación de sus platos es un buen ejemplo de estos nuevas maneras de engatusar al ojo en tiempos de Instagram.

El Nuevo Takoba de Rubén Giffuni

Pero más allá de la técnica se encuentra un mundo de exploración y fusión. Sin fronteras ni pasaportes, la carta de Takoba es un poema de versos sueltos culinarios. Allí se abren nuevas rutas. Caminas por diferentes direcciones que nos llevan desde México a Austin, con paradas en el Mediterráneo o Latinoamérica.

Lo demuestran sus ceviches, donde la imaginación vuela y el paladar nada entre delicias picantes y dulces. Cilantros que aparecen y desaparecen, especias que vuelan hacia tu mente y un sabor que merece saborearse despacio para entender todas las estrofas de esta melodía desencadenada.

Red Ceviche en Takoba
Red Ceviche

No des nada por sentado, querido amigo, en tu plácida mesa de Takoba. Su Red Ceviche es quizás la mejor puerta de entrada al nuevo universo que Rubén ha traído en su baúl desde Venezuela y Europa para fusionarlo con México en Texas. Su Aguachile compite con sus ceviches en sabores que perduran en tu boca. Nunca una gamba ha tenido tanto que decir a tus papilas gustativas. Difícilmente olvidarás el primer mordisco a esta maravilla exótica y seductora.

Viajando Por Nuevas Rutas Culinarias

Una vez hayas navegado en la cocina fusión de Takoba, no querrás bajarte de este barco que zarpa cada día en busca de las recetas más osadas de la ciudad. Absorto en el sinfín de posibilidades de esta carta deliciosa quizás pases por alto maridar debidamente los frutos del talento creativo de Rubén. La carta de cocktails es fiel compañera de las delicias de Takoba. Desde el dulzor del Mango Habanero al éxtasis cítrico del Maracuyá, o la belleza del Mezcarita, los cócteles son algo más que actores secundarios. Hacen crecer cada plato.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Michelada: Spicy Tomato Mix, Lime, Salt, and XX Lager — Get this bad boy starting at 4pm today! 🍹 #takobaisback

Una publicación compartida por Takoba (@takoba.austin) el

De repente, surge el arroz a las tres vueltas en donde la paella se vuelve mexicana con una sazón picante que la vuelve irresistible. Los arroceros quizás se dejen llevar por los aires románticos de la vieja Italia y prueben un rissotto con marisco que jamás has imaginado. Una maravilla para encandilar al sibarita más exquisito. Viramos desde Mediterráneo para perdernos en México.

El mole es sin duda el plato más complejo de la cocina mexicana. Requiere del colorido y el surrealismo de Frida y del expresionismo de Diego Ribera. Rubén ofrece ambos en la presentación más bella de un mole que hemos visto. Belleza que envuelve un steak, en su versión más sabrosa, o pollo. Matices vuelan y la imaginación viaja en mil direcciones opuestas. Una obra de arte.

Steak Mole
Steak Mole

La excelencia está en la diversidad y el modo de progresar es conocer y comparar las diversidades de productos, culturas y técnicas. Alain Ducasse.

Dulce Despedida de Takoba

Aunque, es posible que te sientes tentado por un sueño foodie como la lengua o las gambas a la diabla, te recomendamos ser cauto. Aún queda un puerto en este recorrido que debes visitar. Los postres de Rubén son la quintaesencia de la filosofía viajera del nuevo Takoba.

Es difícil sorprender con una copa de Tres Leches. Hay tantas versiones como habitantes de Latinoamérica. Por ese motivo, tiene tanto mérito la creatividad de este postre. Sería un broche perfecto sino fuera porque aún te aguarda otra pieza maestra, que nosotros convertimos en el muelle del adiós, del regreso de nuestro viaje. El Flan de Elote maravilla. Su tierna textura esconde sabores valientes que te harán sacar el pañuelo y despedirte de este lugar con emociones exaltadas.

Tres Leches
Tres Leches

Largas noches sin Takoba habían dejado en nosotros el pesar de la ausencia y creado unas expectativas fruto de los recuerdos que exageran la realidad. Pero más allá de la nostalgia nos hemos encontrado con una carta rupturista que marca el camino a seguir en la cocina latina en Austin. Belleza, sabor, fusión. Todos estos conceptos me han hecho regresar a Europa y redescubrir Latinoamérica en una velada que ni mi Instagram ni yo olvidaremos.

Por favor, pasaje para dos en ese barco soñador que es Takoba. Quiero volver a viajar de nuevo por el mundo.

Para conocer los mejores sabores de Austin, visita Foodie Moon

Takoba

No comments yet. Be the first one to leave a thought.
Leave a comment

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: