Urban Nigths

Jain: África & Pop

Jain: África & Pop

Escucha atentamente. África te llama desde los versos de Jain. Pura magia blanca con raíces negras. Jain es cool. No cabe duda. Sus letras, su estética y su mensaje no pueden ser más molones. Una vez que la descubres te preguntas dónde ha estado toda tu vida. Su música ha cautivado a Europa y Levi’s la ha elegido como banda sonora de una de sus icónicas campañas. ¿Pero que esconde esta millenial para cautivar a todo el mundo? Descúbrelo antes de que su segundo disco se convierta en un éxito mundial.

La diva africana

La nueva musa del pop viene de Francia pero sus raíces de Madagascar y sus viajes por el mundo nos regalan melodías optimistas en las que se reivindica la cultura africana, la tolerancia y los ritmos urbanos. En tiempos oscuros, Jain supone una luz de buen rollo. Simboliza como nadie el DIY tan presente en la nueva escena musical. Es pura frescura. Sus experiencias vitales explican esta visión de la vida y su mezcla de ritmos y tendencias.

Esta francesita nace en Toulousse en 1992. Su lugar de nacimiento es algo circunstancial pues desde muy joven no le queda otra que hacer la maleta y recorrer continentes a velocidad de vértigo. Su madre proviene de Madagascar y su padre de Francia pero por motivos laborales se mudan a Dubai y Abu Dhabi.

Allí, la inquieta Jain se encuentra con ritmos que le fascinan. Con solo 9 años descubre los secretos de la percusión oriental. No hay sonido que no sepa sintetizar en su cabeza, que arde con cada nota que pasa cerca de ella. Con apenas 15 años le toca otra mudanza de continente. En esta ocasión al corazón espiritual de África.

Su experiencia africana le impacta muy profundamente. Comienza a componer sus propias canciones enamorada del entorno y de su cultura milenaria. Se integra perfectamente en el Congo y descubre que los colores de piel no importan. En su ipod nunca faltan temas de Youssouf N´Dour, aquel músico senegañés que conquistó el mundo en 7 seconds con Neneh Cherry, ni del genial Fela Kuti. La niña tiene buen gusto musical.

En Brazaville se cruza con el beatmaker congoleño Mister Flash. La pasión de Jain por la música le conmueve y decide enseñarla a producir sus propios ritmos. Le regala su primer software de grabación, un Fruity Loops, y le muestra cómo promocionarse en el extinto MySpace. Es el comienzo de un breve camino hacia el éxito.

La creatividad de Jain

Trasteando con el software comienza a componer en casa. Sus íntimas letras y esa voz serena que te cautiva no tardan en llamar la atención en la red. Dready, un manager francés la escucha y no duda en contratarla. Poco después, el cantautor francés Yodelice la apadrina tras quedarse prendado de su música en el perfil de MySpace de Jain.

La invita a París en 2013 para conocerse y decide girar con ella. Jain se convierte en la nota exótica de la escena francesa. Su popularidad aumenta tras su aparición en el conocido programa musical de la televisión francesa Taratata, donde interpreta junto a Yodelice un cover de Redemption Song.

Alma africana, mente francesa y pop global

Con toda la audiencia del programa en el bolsillo surge su primer EP, Hope. Un trabajo producido por Yodelice. En él se incluye Come, con más de 70 millones de visitas en Youtube. El éxito es inmediato y sienta las bases de su estética y su música. Electropop elegante, positivo, con tonos exóticos y bases inspiradas en grandes músicos africanos como su adorada Miriam Makeba, recordada por su inolvidable Pata Pata. Su fusión de la electrónica francesa, el pop anglosajón y los ritmos africanos causa estragos en mentes y cinturas de todo el mundo.

Jain y Yodelice en una foto personal sacada del Facebook de Jain

Su estética fresca nos recuerda a las beatniks de los 60 aunque Jain suele dedicar guiños más evidentes a los 90 y al revival sesentero de la última década del siglo pasado. En el vídeo de Come apuesta por sencillez, juegos visuales y buen rollo para su puesta de largo. A pesar de su ternura, su primer disco lanzado a finales de 2015 ya en Columbia France encierra mensajes muy comprometidos y estuvo rodeado de cierta polémica.

Jain y Mamá África

El disco es un homenaje sincero a África y en concreto a la activista Miriam Makeba, conocida como Mama África. Su música fue clave para entender la lucha por los derechos civiles a nivel mundial. Nacida en Sudáfrica, toda su vida sufrió por sus ideas. Expulsada de Estados Unidos y de su propio país, residió en Guinea levantando la bandera contra el apartheid y solo regresó cuando Nelson Mandela logró vencer en las elecciones a comienzos de los 90.

El guiño a Miriam Makeba invade canciones como el single Makeba, que la ha hecho reconocida en todo el mundo y suscitado una ridícula polémica. Muchas voces la acusaban de apropiarse de los ritmos africanos. De fondo había una cuestión racial al tratarse de una cantante blanca. Ella se ha defendido en numerosas entrevistas desvelando las raíces de su música y la intención de difundir la cultura africana que ha vivido desde pequeña.

Jain en las alturas

No obstante, el lanzamiento del LP Zaneke, que significa niño en lengua malgache, mayoritaria en Madagascar, llega al número 7 de las listas en Francia y logrando un disco de oro en febrero de 2016 tras vender 50000 copias. Su exótico retorno a las raíces musicales, a África, ha entusiasmado en casi toda Europa. En Estados Unidos Makeba logró un pico de popularidad tras una pinchada de Jaden Smith, hijo de Will Smith, en una radio online que logró una repercusión mundial.

Los nuevos blue jeans del pop

La canción producida por Yodelice tiene más de 40 millones de visualizaciones en Youtube. El vídeo grabado en Sudáfrica define a Jain: Africanismo, frescura y música global. Guiños a Keith Haring y a los 90 se unen a un bello realismo mágico con Miriam Makeba flotando en el ambiente.

El mundo de la música se rinde ante ella rápidamente. Nominación al Victoires de la musique Awards 2016 como artista revelación y actuaciones en los programas de Jools Holland y Stephen Colbert en 2017 como despegue de un álbum brutal. Todo un discazo con sello propio, que rediseña el dance en Dynabeat y no oculta influencias del techno parisino, el folk, el reggae o el pop en sus canciones.

Una vertiente más alegre, urbana y despreocupada del pop se siente en Mr Johnson y Lil Mama, grabadas en Jamaica. Este disco global pasea por el mundo con piezas folk como Hope, cuyo vídeo nos recuerda a Zaz versión africana, All my Days o So Peaceful.

Jain en Londres. Photo by B. Bosredon

En 2017, Levi’s se fija en ella para su spot Circles, todo un puntazo bailongo en favor de la diversidad creado por la agencia FCB West. La fascinante coreografía y la potencia del tema la hicieron entrar en muchos oídos en Estados Unidos. La fascinación por Jain ya era tan global como su música.

En mayo conoceremos los detalles de su esperado segundo LP que se encuentra en plena fase de grabación. Mientras, seguiremos tarareando Makeba, makeba ma che bella, can I get a oooh wee, Makeba, makes my body dance for you… Un estribillo que ha convertido a Jain en la heredera de una larga lista de musas francesas del electropop desde Lizzy Mercier hasta La Femme. África nos llamará muy pronto. Esperamos ansiosos su nueva llamada.

Oteando el futuro
No comments yet. Be the first one to leave a thought.
Leave a comment

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: